Medicina tibetana

En lo que respecta a la formación académica de médicos, la meta prioritaria de la asociación Dagyab e. V. es mejorar la asistencia médica de la población, de tal modo que en el futuro ésta pueda cubrir todas las necesidades de la región.

El mayor centro de medicina tradicional (un edificio estatal levantado en 1999 en estilo tradicional tibetano) se encuentra en Bugon y hasta ahora sirvió exclusivamente como escuela llegando a tener hasta 120 alumnos. 58 médicos (hombres y mujeres) ya han terminado allí su carrera. La mayoría de ellos trabajan en Dagyab, en parte a nivel privado, en parte como personal contratado en los municipios, pero también en nuestros proyectos (en el hospital de Magon, en los asentamientos de monjas y en las escuelas de nómadas). De este modo, hemos podido conseguir una mejora considerable en la asistencia médica de las personas de Dagyab.

 

Reconocimiento tradicional con ayuda del diagnóstico del pulso
Elaboración de medicina tradicional

La segunda generación de estudiantes, hay 56, se ha trasladado a Yendüm a finales del año 2004 por orden del Departamento de salud del gobierno local., que el año pasado financió la construcción de una escuela-internado de medicina tibetana. Al terminar esta carrera, los mejores tienen la posibilidad de ir a Lasa para seguir estudiando en el Mentsikhang de la zona.

La escuela estatal también se ha llevado a los dos profesores principales de nuestro centro.

El centro de Bugon funciona actualmente como un hospital normal. Además, ahora se está construyendo una sección de atención maternal e infantil, dirigida por una joven comadrona comprometida.

Las tres comadronas formadas por la asociación Dagyab e. V.
Hospital de Bugon

Proyecto de comadronas

Las tres médicas tibetanas del centro de Bugon finalizaron en Chamdo la formación de un año de comadrona gracias a los medios de la asociación Dagyab e.V. y actualmente siguen estudiando en el hospital de Yendum.

Están muy interesadas en que en el futuro empiece a funcionar un paritorio en el hospital de medicina tradicional de Bugon.

Para ello necesitarían un capital inicial de 20.00 Yuans (que son cerca de 2000 euros). Ello sería muy bueno para las mujeres de los alrededores de Bugon, que hasta ahora tienen que alumbrar en casa y casi siempre sin ninguna ayuda de un profesional. La tasa de mortandad de recién nacidos en el Tíbet no es precisamente baja, pues las madres o las personas que asisten en el parto no controlan las mínimas medidas de urgencia, como extraer la mucosidad de la nariz etc.

Elke Hessel se reunió en Lasa con un pediatra austriaco que desde hace algún tiempo asesora a médicos tibetanos en la asistencia a los recién nacidos y se ha ofrecido para asesorar a la asociación o tomar contacto con los médicos experimentados de la zona.

 

Centro Médico de Magon

En el centro administrativo de Dagyab, Yendum, se ha construido en los últimos tiempos otro centro más de medicina tradicional con medios de la asociación en los alrededores del actual monasterio de Magon. Este proyecto se presentó ya en el último informe anual. En este momento trabaja allí un monje médico de Magon y tres antiguos estudiantes del Centro de Medicina de Bugon. Los habitantes de Yendum se alegran de que la asistencia allí sea tan barata (se paga por consulta médica de 3 a 5 yuans) y de que se pueda preservar una asistencia con medicina tradicional.

Dezom Dagyab está visitando a instituto médico