Tibet/Dagyab

Tíbet es un país que ya desde hace muchos años despierta la fantasía y toca los corazones de la gente. El ámbito cultural tibetano abarca más de 10 millones de kilómetros cuadrados, lindando al sur con el Himalaya, al oeste con el Karakorum, al norte con Kunlun y al este con varias cordilleras nevadas de gran altitud. En el siglo séptimo de nuestra era surgió, bajo el reinado del Songtsen Gampo, el primer gran imperio tibetano con una cultura altamente desarrollada. El 90% de los tibetanos son en su mayoría budistas profundamente creyentes; junto a ello hay seguidores de la religión Bon o de religiones naturales.

La montaña sagrada Kailash

A grandes rasgos, el país se puede dividir en seis regiones diferenciadas: Tíbet central con Lhasa y otras grandes ciudades; Tíbet occidental, cuyo punto más destacado lo representa el monte sagrado Kailash; el sur de Tíbet situado a una altura relativamente baja y en el cual aun existen espesas selvas vírgenes. El Changthang (norte de Tíbet), apenas con vegetación y con una altura media de 5000 m; Amdo (norte de Tíbet), tierra de nómadas, en el que también viven otros pueblos como los mongoles y minorías musulmanas; y por último, al este se halla Kham, salvaje, verde, tierra de campesinos y nómadas. Y aquí se encuentra también Dagyab, la zona que abarca nuestro proyecto.

Relicario

El gobierno central de Beijing invierte mucho en Tíbet, pero a la vez se están estableciendo en las ciudades muchos comerciantes chinos, con los que apenas puede competir la población tibetana. También constituye un problema el hecho de que los tibetanos hayan de pagar grandes cantidades de dinero en muchas escuelas y también a la hora de recibir tratamiento médico en hospitales, algo que la gente más pobre no puede permitirse. El estilo de vida "global", con construcciones anónimas de betón, productos industriales de bajo precio y primitivos medios de comunicación está inundando irremediablemente el país, amenazando con destruir la identidad cultural de Tíbet.

Por eso, una educación escolar básica para los niños tibetanos impartida por maestros tibetanos y el reconocimiento del valor de la propia cultura (por ejemplo, en la artesanía, la literatura y la medicina tradicional) son cuestiones de "pura supervivencia".

 

Alumnos y profesores de medicina de Dagyab
Estatua de gran valor del templo de la ciudad de Bugon

Solamente así pueden participar como ciudadanos de derecho en las reformas necesarias y en la mejora del nivel de vida y tienen la oportunidad de subsistir como pequeño pueblo en número frente a los "pueblos de miles" de chinos han e indios.

¿Dónde está Dagyab?

Sobre una superficie la mitad de grande que el estado alemán de Hessen, en el extremo oriental de la Región Autónoma de Tíbet, junto al curso superior del río Mekong se halla la zona de nuestro proyecto (véase el Abre un enlace interno en la ventana actualmapa). El paisaje de esta zona es de una belleza deslumbrante: oasis con frutos junto a ríos y asentamientos campesinos a modo de pueblos defensivos alternan con paisajes rocosos de un llamativo rojo oscuro, estratos geológicos dispuestos verticalmente y altos y extensos prados.

Paisaje típico de Dagyab
Pueblo de Dagyab

Cerca de 50.000 personas viven allí principalmente de la agricultura o del nomadismo. Apenas se pueden ver calles o teléfonos en Dagyab, región que en comparación con el resto del Tíbet está todavía muy atrasada. El caballo es un medio de viaje imprescindible en esta zona tan intransitable, cuyas llanuras y valles están a una altura de entre 3100 y 4200 metros. La capital administrativa es Yendum, con cerca de 1000 habitantes.